organización, Sin categoría

Vision Board 2019

Cuando de una forma rápida puedes visualizar tus metas y objetivos, la focalización para conseguirlo es mucho mayor. Y el visión board es la herramienta perfecta para ello.

Con un vision Board, o tablero de objetivos para que todos nos entendamos, plasmamos todo aquello que nos inspire para cumplir todos aquellas metas que nos hemos propuesto. No es algo inamovible en el tiempo, si no que el vision board evoluciona con nosotros conforme vayamos alcanzando o modificando nuestros objetivos.

Visualizar un objetivo de una forma repetida y constante hace que pase a formar parte de nuestro subconsciente y que la focalización para conseguirlo sea mayor.

La visualización es una herramienta muy poderosa. No la subestimes.

Podría ponerme a hablar de la Ley de la atracción, pero en resumidas cuentas sería algo así como: ALCANZARÁS AQUELLO EN LO QUE TE ENFOQUES AL 500%.

Y creo que el vision board es una herramienta muy útil. En mi caso, lo tengo colocado en el estudio/vestidor, de forma que lo veo todos los días varias veces, y lo miro de forma consciente. Lo observo y reviso las imágenes, enfocándome en aquello que necesito.

¿Quieres que te enseñe qué tengo en mi Vision Board?

Aquí lo tienes.

img_4758

ey valiente. tú puedes

En el centro del Vision Board esta a frase que me va a acompañar todo este año: TÚ PUEDES.

Y es así. Ve a por ello.

viajes.

Quiero dejar en un lugar bien visible mis ganas de viajar, de conocer mundo, de recorrerlo, corriendo o andando, pero recorrerlo.

Viajar para mi es como una respiración profunda: llenas de aire renovado cada espacio de tí.

img_4745

planificador.

Además de mi amada agenda de Charuca, para tener una visión general del mes cuando no la tengo cerca, acudo a este planificador mensual donde apunto las cosas más importantes: médicos, talleres, carreras…

Me parece muy útil para tener organizado el mes.

IMG_4825.JPG

yo.

Puede parecer egocéntrico, pero tener visible éxitos que he conseguido en 2018, como una publicación en una revista nacional, o que marcas apuesten por mí para trabajar con ellos.

img_4749

parís.

Poco que decir…París, mon amour! París me transporta a elegancia, a calma en un café o sentada en Trocadero. Me ayuda a visualizarme como me gustaría ser.

img_4824

frases motivadoras.

repítelas como mantra.

Busca tu propostito.

Flípate.

Vive la vida que quieres.

img_4827

Revistas, periódicos, Pinterest…puedes encontrar inspiración donde sea! Estoy en busca y captura de fotografías de running.

Además, he dejado espacios para poder añadir notas y todo aquello que quiera añadir.

Puedes hacerlo en un panel grande como yo, o puedes hacerlo en un cuaderno, agenda o en ese sitio al que puedas recurrir cuando quieras verlo.

Creo que ya estoy lista para ver tu Vision Board. Cuéntame en Instagram qué incluirías en tu vision board, me encatará saberlo!

¡Sé feliz!

Sin categoría

Balance 2018. Un año de BellaBellota

Casi casi llega fin de año y no he pasado por aquí y dejaros la última entrada del 2018 y su balance. Y además, ¡Casi no celebró este primer cumpleaños del blog!

Hace justo un año comencé este blog con la idea de tener un poco más de espacio y tiempo para contaros cosas, y si bien en este año principalmente lo que ido compartiendo han sido recetas, en el 2019 espero tener más tiempo para poder contaros muchas mas cosas: cómo me organizo, ideas de tupper para el día a día, y en general un poco ideas y rutinas que me funcionan para mantenerme al día sin morir por el camino.

Sabes que no podía terminar el año dándote las GRACIAS, así, en mayúsculas (y por que no se puede poner en letrero luminoso y con colores, que si no, también lo ponía). Te las doy por leerme, por invertir tu tiempo conmigo, por sentarte un ratito a mi lado mientras te cuento cosas, y por hacer (que espero que sí) algunas de las recetas que he compartido.

Tras el verano y en navidades son dos momentos de introspección para mí, para ver cómo ha evolucionado mi año, ver desde donde partía y si he conseguido lo propuesto. Y creo que estoy muy satisfecha en general con este 2018: laboralmente me encuentro en una situación mejor, ha llegado gente nueva a mi vida, el proyecto de Cinnamon&Co va avanzando y en general la salud de mis más allegados se mantiene estable, así que a este 2018 le doy un aprobado!

Eso si, como me decía mi padre con los exámenes en el colegio “ahora, a mejorar”.

Es curioso como hace un año me habría fijado solo en las cosas malas y ahora sólo me enfoco en lo que he conseguido (esta es una señala de que uno de los propósitos de 2018 lo he conseguido: no centrarme en lo malo).

Y hablando de propósitos, ¿cuáles son tus propósitos del nuevo año? Por si aún no tienes definidos los tuyos, te dejo algunos de lo que me he propuesto:
1.-decir mas, y “te quiero” y “gracias”. El mundo iría así muchísimo mejor, o al menos, los baches los pasaríamos con mejor ánimo, ¡estoy segura!. Este va a ser uno de mis propósitos para este nuevo año, decirle a la gente importante en mi vida que lo son, y recordárselo siempre que pueda.
2.- enfocarme más en el “aquí” y en el “ahora”: constantemente vivo en el futuro: si estoy tomándome el café por la mañana, ya estoy pensando en el entrenamiento de después, y en el entrenamiento, pienso en lo que tengo que hacer en la ofi…y así sucesivamente. No disfruto de ese café calentito al despertar o de sentir como los músculo se tensan en el entreno. Y me pierdo todo pensando en el después. Así que, al igual que me concentro en escribir estas palabras, me concentraré en vivir los momentos presentes.
3.- Salir de los bucles mentales: Soy una rumiante de pensamientos innata. Si tengo, por ejemplo, una cena que no me apetece un viernes, puedo perfectamente pasarme desde el martes rumiando lo mas que lo voy a pasar en la cena…¡para luego pasarlo genial! Me paso 4 días “sufriendo” por algo que no ha ocurrido y que nunca ocurre. ¿De qué sirve?
4.- Parar: Parece fácil pero me parece imposible hacer NADA. ¡Y es agotador! Así que si en 2018 me proponía 7 cosas en un día y 4 proyectos, pretendo tener en marcha un par de proyectos a la vez y 3 tareas. Así habrá menos frustración por no conseguirlo todo, y si lo consigo, ¡Bienvenido sea!

Estos son solo cuatro, pero seguro que mas adelante saldrán mas objetivos a cumplir! ¿Compartimos alguno?

Espero que, no solo para mí, sino para ti también, este 2019 esté lleno de buenos momentos, de muchos abrazos, de muchas sonrisas, comidas sanas y de ¡retos conseguidos!

Ya sabes que la plataforma donde más activa estoy es en Instagram y en Facebook, así que me gustaría que me contases qué propósitos tienes para este nuevo año.

Y para hacer un balance del 2018, te dejo aquí el top nine de las fotos que más han gustado en redes sociales.

bestnine.jpg

Te deseo todo lo mejor en el 2019, porque te lo mereces!!!

Millones de besos, ¡y feliz año nuevo!

Sin categoría

¡Fiesta en Casa!

Hace unos días tuve una fiesta en casa de unas amigas (¡el maravilloso babyshower de mi mejor amiga…¡en nada voy a conocer a mi pequeña “sobrina”!) y decidimos que cada una llevase algo preparado en casa, ¡y yo encantadísima de hacerlo!

Y pensé ¿qué puedo preparar para llevar a una fiesta? Pensando en qué receta preparar, se me ocurrió que sería buena idea dar algunas ideas de recetas para llevar y para todas esasta reuniones navideñas que van a comenzar ya (o en mi caso, ya han comenzado)

En estos casos no todo vale, sino que tiene que cumplir una serie de requisitos:

  • Si es frío, mejor: a menos que sea una fiesta cerca de tu casa, que llegue tu preparación caliente es complicado (y recalentar..mmm..mejor que no).

 

  • Fácil de transportar: de nuevo, si es cerca o tienes coche, puedes preparar algo mas elaborado, pero Madrid y transporte público no casan bien con llevar a cuestas una sopa, por ejemplo.

 

  • Cuidado con lácteos y mayonesas: Si hay riesgo de romper la cadena de frío, mejor no te arriesgues a llevar elaboración es con yogur o mayonesas. Recuerda: queremos que la fiesta no termine en urgencias. Por supuesto, hay mayor riesgo en verano con temperaturas altas, pero no queremos jugárnosla.

Así que al final, recopilando todo pensé…¿Y POR QUÉ NO UN HUMMUS?

Y después pensé...¿¿Y POR QUÉ NO TRES DIFERENTES??

 

Y así fue, preparé tres untables que hicieron las delicias de todas…¡fue un éxito! (o eso, o mis amigas me mintieron vilmente!)

Os dejo aquí las tres recetas, ¡espero que os gusten!

HUMMUS DE MANZANA Y ZANAHORIA

Este hummus parte de la base del hummus tradicional, pero para darle un toque diferente, añadí manzana y zanahoria asada. El toque dulce de ambos ¡queda genial!

  • 400 gramos de garbanzos cocidos (si usas de bote, revisa que en los ingredientes solo haya garbanzos, agua y sal)
  • 1 cucharada de tahini (también valen 40 gramos de sésamo)
  • el zumo de un limón
  • 1 manzana asada
  • 4 zanahorias asadas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de comino
  • una pizca de sal
  • una cucharada de agua.

Simplemente bate todo hasta conseguir una mezcla homogénea(yo utilicé la thermomix, pero otras veces he utilizado batidora de mano. Solo necesitas un poco mas de paciencia ¡y listo!).

En función de la consistencia que desees, puedes añadir un poco mas de agua.

IMG_4338

HUMMUS INDIO

Para este hummus, utilicé lenteja pardina cocida, que le dio una suavidad y una textura deliciosa. Además, en vez de tahini, utilicé crema de cacahuete.

Para hacerlo, necesitas:

  • 400 gramos de lenteja cocida
  • 1 cucharada de crema de cacahuete.
  • el zumo de un limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de comino
  • una pizca de sal
  • una cucharada de agua.
  • un diente de ajo
  • una cucharada de curry. La variedad que más me gusta es el Curry London, pero puedes usar el que más te guste: más picante, mas suave…

Mismo procedimiento, bate todo ¡y a disfrutar!

IMG_4344

IMG_4348

 

BABAGANOUSH

Por si alguien no quería legumbres, preparé un babaganoush sencillo. EL babaganoush es un plato típico de la cocina árabe a base de puré de berenjena asada.

Si nunca has probado el babaganoush, te invito a hacerlo por que es un plato delicioso y una manera muy rica de incorporar verduras a tu día a día.

Para prepararlo necesitas:

  • 1 berenjena grande asada
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharada de tahini
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de agua
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cucharada de comino.

Todo mezclado y listo para degustar.

IMG_4349

IMG_4350

Puedes acompañarlo con crudités, pan tostado, nachos…¡con lo que más te guste!

IMG_4352

IMG_4353

 

¿Qué os ha parecido? ¿Te animas a probarlo?

Espero ver tus creaciones y que me dejes en comentario qué receta sueles llevar a este tipo de reuniones.

 

¡Sé muy muy feliz!

!Ah! y felices Navidades!

 

 

 

Música bellotera, recetas saladas, Sin categoría, Snacks

CHICKPEA GRISSINI

Cuando empiezas “esto de la vida sana” todos empezamos por lo mismo: QUITANDO.

Quitas procesados.

Quitas pan.

Quitas refrescos.

Quitas azúcares.

Quitas, quitas, quitas….pero en esta vida no es todo quitar. Si no, ¿qué difícil sería y qué aburrido, no?

Es cierto que todo lo anterior es recomendable quitarlo, pero no debes renunciar NUNCA a disfrutar de la comida.

NUNCA

N-U-N-C-A.

¿Se capta el mensaje? Sé que sí.

Por ello, hoy te traigo una receta de grissinis que he preparado para tí, para que disfrutes de esa textura crujiente que tanto nos gusta.

Para esta entrada, he hecho grissinis, pero con la misma receta puedes preparar pequeños piquitos de pan. De hecho, la vez anterior los preparé así y quedaron genial.

En vez de utilizar harina convencional, he utilizado harina de garbanzo. Tiene un sabor más potente que la harina normal, ¡pero el sabor es riquísimo! Puedes probar con la harina que dispongas ¡nunca te limites a seguir una receta al pie de la letra!¡da rienda suelta a tu imaginación!

Os dejo por aquí los ingredientes. Con estas cantidades hice 10 grissinis, pero todo depende del grosor y longitud.

Después, guárdalos en un envase cerrado y te duran perfectos varios días.

Ingredientes:

IMG_3704

  • Una taza de harina de garbanzo
  • Un tercio de taza de tapioca (también vale harina de maíz)
  • Un cuarto de taza de Sésamo molido
  • Media taza de agua templada.
  • 2 cucharadas de lino en polvo.
  • 1 cucharada de psyllium. Si no tienes, añade un poco mas de tapioca o de harina de maíz. Es un aglutinante natural.
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal en escamas (le da un toque crujiente muy rico al morder)
  • especias: esta vez he utilizado una mezcla de especias con tomate seco, albahaca, ajo en polvo y curry.
  • semillas de girasol y calabaza

IMG_3705

Pasos a seguir:

  1. En primer lugar, pon a precalentar el horno a 170 grados.
  2. En un cuenco, mezcla todos los ingredientes secos.
  3. Añade el aceite de oliva y mezcla de forma homogénea.
  4. Por ultimo, agrega el agua templada y mezcla todo bien.
  5. Deja reposar la mezcla para que la tapioca se hidrate y se genere una buena masa. Debe quedar consistente pero que pueda manejarse.
  6. Pasados 5 minutos, con pequeñas porciones de la masa amasa y crea los grissinis.
  7. En la bandeja del horno, pon con cuidado los grissinis, píntalos con un poco de aceite y hornea durante 30 minutos.

Os dejo unas fotos del proceso. De fondo tenía la lista de Spotify de rock and roll antiguo que tengo preparada (os la dejo aquí por si queréis seguirla) y menos mal que en la fotos no se me oye a mí cantando porque habría sido desastroso!

IMG_3708

IMG_3709

Ya tienes unos grissinis listos para disfrutar!

IMG_3746

Nosotros en casa los disfrutamos con una cena de picoteo y, como siempre, ¡hicieron falta mas! Nunca son demasiados grissinis.

Prueba las combinaciones que más de gusten y enséñame tus creaciones ¡Me encantará verlas!

Un abrazo enorme y recuerda:

Mas que bella, eres ¡BELLOTA!

Nuria.

Sin categoría

CocoBalls

Esta receta esta inspirada en las recetas de Navidad que desde pequeña preparábamos (y preparamos hoy en día) en mi casa.

Y es que, por mucho que no quiera, es llegar el frío y ponerme a pensar en tacitas de té, cremitas de verduras, jerseys de lana y, sí, lo admito, ¡en esos días de preparación de dulces en cadena en casa!. Seguro que estás pensando “Nuria, demasiadas ganas tienes tu de Navidad”, pero estoy convencida de que antes de que queramos darnos cuenta, estamos con el árbol de navidad y colocando los adornos por toda la casa, ¿qué te apuestas?

Esos días previos a las fiestas navideñas me encantaban, ya que mi abuela venía a Madrid  para estar con nosotros y hacíamos dulces día sí y día también: troncos de navidad, pastelitos de boniatos, bolitas de nueces, bolitas de coco, ¡incluso hemos llegado a hacer turrón! Lo único malo de todo esto era aguantar hasta la fecha para no comer nada (o comer lo mínimo posible para que no se diesen cuenta!

Estos dulces de coco están inspiradas en ellas, en mis ratos con mi abuela haciendo las bolitas (es lo único que me dejaba hacer ¡porque no había nada que cortase o pinchase cerca!)

La receta original lleva la misma cantidad de harina de coco que de azúcar, pero esta vez voy a dejaros una receta sin azúcares refinadas pero igualmente deliciosa.

Con estos mismos ingredientes puedes preparar también una deliciosa base para una tarta. ¡Dos recetas en el mismo post! No os podréis quejar ¿eh?

IMG_3352

Ingredientes:

  • Una taza de coco  rallado. No es lo mismo que la harina de coco
  • Dos huevos.
  • Media taza de xilitol (si no tienes, puedes sustituirlo por azúcar de coco o por el edulcorante que más te guste)
  • Una pizca de sal.
  • Chocolate para decorar (opcional)

 

Paso a paso:

  1. Batimos los huevos enteros hasta dejar las yemas y las clara completamente integradas.
  2. Añadimos el coco rallado y el xilitol.
  3. Mezclamos todo bien para conseguir una mezcla homogénea. Debe de quedar desmigado, como en la imagen que te adjunto.
  4. Hacemos bolitas con el mismo tamaño para que todas se horneen igual. Para hacerlas, coge la cantidad y compacta con las manos hasta conseguir la forma deseada.
  5. Ponlas en la bandeja del horno y hornea unos 20 minutos a 180 grados o hasta que este estén doradas. El coco se quema muy rápidamente, con lo que tienes que estar pendiente ¡para que no se quemen!
  6. Déjalas enfrían en una rejilla hasta que puedas manipularlas para decorar con el chocolate.

 

 

 

 

Si no te gusta el chocolate, puedes disfrutar de esta bolitas de coco tal cual, ¡están deliciosas! Pero si quieres darle un toque chocolateado, puedes fundir unas onzas de chocolate y pintarlas.

En casa, para los menos chocolateros simplemente decora con pequeños hilos. Pero si eres una chocoaddict en potencia como yo, ¡báñalas por completo!

 

Deja enfriar, ¡y a disfrutar!

IMG_3356

 

¿Te animas a prepararlas?

 

¡Sed felices!

 

 

 

 

 

Recetas dulces

Tarta de muesli

Ya si que sí el verano se acaba, parecía que aún iba a aguantar un poco más, pero ya ha llegado. Aún así, sigue ocurriendo el maravilloso efecto de “todo vale”:en la calle encuentras conviviendo sandalias con botines, cazadoras y palabras de honor…

Y con esta bajada de temperaturas llega un gran momento: ¡desprecintar el horno! Ya no temerás sufrir una lipotimia en la cocina si enciendes el horno, así que se abre la veda de cocciones, asados y bizcochos!

Y sobre este último, te traigo una receta muy vistosa perfecta para cualquier momento. Es una receta muy sencilla y muy versátil.

El ingrediente principal es el muesli. Hay muchos tipos de mueslis en el mercado, por lo que hay que buscar uno que no tenga sin azúcares añadidos, o si no, preparar el tuyo propio: Simplemente mezcla los cereales, frutos secos y frutas deshidratadas que más te gusten ¡y listo!

Os dejo con los ingredientes y el paso a paso de la receta. Espero que te guste!

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 1 taza de yogur griego
  • 2 tazas de muesli
  • 1/2 taza de miel
  • 1/4 de taza de bebida vegetal
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de canela
  • 1/2 taza de harina de almendra

Paso a paso:

  1. Bate los huevos junto con el yogur griego y la miel.
  2. Añade la bebida vegetal, la esencia de vainilla, la canela y la harina de almendra.
  3. Por ultimo, añade el muesli. Quedará una masa densa pero fácil de manejar. En el caso de que quede demasiado espesa (depende de los cereales del muesli, ya que unos absorben mas que otros) añade un poco mas de bebida vegetal.
  4. Por ultimo, vierte la masa en el molde. A modo de decoración, he puesto un poco de muesli por encima opcional.
  5. 30 minutos a 180 grados y listo!

¿Qué os ha parecido? Fácil, ¿verdad?

Queda una textura muy suave. Yo en este caso, no batí las claras previamente a punto de nueve, pero si lo haces, quedará aún mas esponjoso.

IMG_3372

Ya solo queda el mejor paso: ¡disfrutarlo!

IMG_3368

IMG_3364

Ya sabes, si lo preparas, ¡ me encantará conocer tus creaciones!

 

Se muy muy feliz!

 

 

Sin categoría

Tarta té Matcha

Té matcha: una historia con final feliz.

Las primeras impresiones no son siempre acertadas, ¡vivan las segundas oportunidades!
Seguro que estás pensando “¿A qué viene esto?”
Te explico.
Mi toma de contacto con el té matcha fue un auténtico fracaso: un vaso de leche caliente y una cucharada de té matcha. Por mucho que removiese era imposible homogeneizar eso y cuando di un sorbo pensé “Estoy bebiendo arena”

Esto es lo que pasa cuando no te informas previamente de cómo hacer las cosas y simplemente te compras té matcha, abres el envase y cual café soluble…¡qué desastre!

Menos mal que no relegué el bote al fondo de la despensa y me olvidé de él, si no que seguí probando y ahora soy una auténtica fan gracias Pilar (@labaronisima) que me enseño como hacerlo aquí.

Desde entonces, no hay semana que no me tome uno, bien sea frío o caliente y haciendo diferentes combinaciones: con jengibre, con canela y cacao, con un toque de cardamomo…

Y no solo en bebida, si no también en repostería. Y es lo que os traigo hoy, una tarta de té matcha. Muy fácil de hacer y para hacer la opción vegana, únicamente tienes que sustituir los huevos por huevos de lino y listo!

Para preparar esta receta necesitarás:

Ingredientes:

  • Un bloque de tofu firme.
  • 2 huevos frescos.
  • 1/2 cucharadita de te matcha.
  • 3 cucharadas de xilitol.
  • 3 cucharadas de bebida vegetal.
  • Ralladura de limón (al gusto).
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de zumo de limón (para activar el bicarbonato).

 

Paso a paso:

  1. Lo primero: Precalienta el horno a 180º.
  2. En el procesador de alimentos, mezclamos el tofu, los huevos y la bebida vegetal.
  3. Una vez mezclado, añade el resto de ingredientes y vuelve a mezclar hasta tener una masa homogénea. En función del tamaño de los huevos puede ser necesario añadir un poco mas de leche. Añade toda la que necesites para alcanzar una textura al volcar en el molde como el de la foto. (yo he tenido que llegar a añadir hasta media taza en algún caso!).
  4. Dispón la masa en el molde y llévalo al horno durante 40 minutos. Vigila el horno y con un palillo o cuchillo revisa y sácalo cuando el corazón este cocido.

Para la cobertura únicamente necesitas:

  • queso cremoso (puedes sustituirlo por yogur vegetal para una opción vegana)
  • Una cucharada de baobab (es opcional. El baobab da un toque cítrico muy rico, pero se puede sustituir por ralladura de limón)
  1. Bate con las varillas el queso crema para hacerlo mas ligero.
  2. Añade el baobab y vuelve a batir.
  3. Cubre la tarta con la cobertura y listo.
    Pues decorar con ralladura de limón.
  4. Deja reposar en la nevera mínimo 2 horas para que solidifique y ya solo queda disfrutar de ella!

Esta tarta fue el postre el fin de semana pasado y fue todo un éxito en casa.

IMG_3253

IMG_3254

Si te animas a prepararla, me hará mucha ilusión que me etiquetes en la foto!

Recetas dulces, tarta, veggie

Say cheeeeese!!!!

De las mil variantes existentes en el mundo, seguro que hay alguna tarta de queso que te encante, estoy segura! Creo que es de las tartas más versátiles que hay :más abizcochadas o más tipo mousse, con base, sin base, con toques cítricos o con frutos rojos…hay tarta de queso para todos! Así que yo hoy aquí os quiero dejar esta veggie (no vegano) cheesecake que preparé el otro día.

Esta cheesecake empezó siendo un experimento y terminó siendo un auténtico éxito! Antes de compartirla con todos vosotros, volví a prepararla apuntando bien todos los ingredientes, por que cuando me pongo a hacer experimentos en la cocina nunca apunto, ya que termino probando, añadiendo mas de algo, corrigiendo…a vosotros no os pasa?

Esta receta además es una versión sin lactosa con yogur vegano.

Aquí tenéis los ingredientes para hacer esta deliciosa cheesecake libre de gluten, de lactosa y de culpa!(esto último está tachado aposta, no es una errata: NUNCA hay que comer con culpa) :

  • 2 huevos de gallinas felices
  • 125 gramos de yogur vegano (también puedes hacerlo con yogur normal o queso quark )
  • 100 gramos de queso untable vegano. Yo tenía preparado en casa, pero en Youtube tienes infinidad de vídeos tutoriales para hacerlo (os dejo aquí uno. Si no quieres hacerla veggie, puedes utilizar la misma cantidad de queso untable de vaca.
  • Edulcorante al gusto. Yo utilice 2cucharadas de xilitol.
  • Media cucharadita de esencia de Vainilla. yo utilizo esta.
  • 60 gramos de harina de avena (también vale en hojuelas por que se van a triturar)
  • 100 gramos de harina de almendra. (si no tenéis, podéis sustituir por la misma cantidad de avena o de almendras enteras si tenéis un robot de cocina potente. como siempre digo, haced las versiones y cambios necesarios en función de lo que tengáis en vuestras despensas!)

bellabellota.cheesecake.ingredientes

Como siempre, empezamos precalentando el horno a 180 grados para que mientras alcanza la temperatura, nosotros podamos preparar la mezcla.

A continuación, disponemos en un procesador de alimentos la avena, la harina de almendra, el yogur, el queso untable y la esencia de vainilla. Máxima potencia y mezclamos hasta que quede homogéneo.

 

A continuación, mezclamos las yemas de las claras y reservamos estas ultimas.

Junto a las yemas, mezclamos el edulcorante (no sé exactamente le por que, pero este paso siempre lo ha hecho así mi abuela y es algo que he heredado de ella). Tras mezclarlo, lo añadimos al procesador y mezclamos todo bien.

La masa quedará como en la imagen siguiente, líquida pero con cuerpo (similar a la textura de un yogur griego)

bellabellota.cheesecake.textura

En un cuenco bien frío y de cristal o metálico (los de plástico tienen poros y la grasa de otros alimentos que ha podido contener se queda en su interior y hace que no se alcance el punto de nieve), batimos enérgicamente las claras hasta alcanzar el punto de nieve (sed valiente y haced la prueba de voltear el cuenco y ver si no cae! yo solo lo hice una vez y…bueno, mejor sigamos con la receta)

 

Una vez montadas las claras, vamos añadiendo poco a poco la mezcla al cuenco y con movimientos envolventes integramos todo, de forma que intentemos que el aire de las claras montadas baje lo menos posible. Este paso es para darle esponjosidad, pero si no la queréis hacer esponjosa, se puede mezclar todo directamente.

Vertemos todo en un molde apto para el horno y lo dejamos a 180 grados durante 25 minutos.

bellabellota.cheesecake.horno

Como siempre, vigilaremos periódicamente como va la cocción con el antiguo pero efectivo método del palillo (cuando pinchemos y salga limpio la cheese cake estará lista!

Dejamos enfriar y a disfrutar!!

 

Os animáis a prepararla?? Si lo hacéis, me encantará ver vuestras creaciones!!

Sed felices!!

Recetas dulces, recetas saladas, Sin categoría, veggie

GALLETAS DE CALABAZA

Me merezco todas las críticas del mundo…¿¡¿¡¿COMO HE PODIDO ESTAR TANTO TIEMPO SIN ESCRIBIR EN EL BLOG?!?!?!?!

Pues si amig@…meses y meses sin escribir, pero al menos por Instagram he ido publicando recetas de las que te gustan y recreas (¡y me encanta!), pero aún así entono el mía culpa…

Todo tiene su explicación. No voy a entrar en detalles ni voy a hacer de este post un paño de lágrimas. Digamos que he pasado por una etapa de mucho estrés y tuve que dejar ir muchas cosas.

Pero quiero  (y tengo mucha fe en ello) en retomar el blog, seguir publicando, hacer diferentes publicaciones que TÚ elijas (si, si….tú eligirás el tema de las publicaciones!) y en definitiva, plasmar una parte de mí aquí para compartirla contigo.

¿Te quedas?

Para celebrar esta nueva etapa, ¿qué tal unas galletas de calabaza?

Ya sabes que adoro las galletas y la calabaza, y si no, mira estas recetas de galletas de chocolate o de tarta de calabaza

Son unas galletas muy fáciles de hacer y son perfectas para cualquier momento.  Además, no necesitas demasiados ingredientes:

IMG_3202

Antes de nada, enciende el horno para precalentar a 200º

Para hacer la masa de las galletas en primer lugar haz puré con las calabaza y los dátiles hidratados.

 

Un vez que tienes una pasta homogénea, mezcla con el resto de ingredientes. A mí me encanta mezclar con las manos, sentir los ingredientes al mezclar, pero puedes utilizar un robot procesador de alimentos o una espátula, ¡lo que prefieras!

IMG_3209

Haz pequeñas bolitas para distribuir la masa y despues haz las formas de las galletas. Cada vez que me pongo a preparar galletas me digo “Nuria, ¡comprate un molde de galletas!” y llegarán las siguientes y seguiré sin él…No te preocupes, sin el molde tambien puedes hacerlas, con un poquito de paciencia ¡quedarán perfectas!

A modo de decoración, presiona con el tenedor en el centro de la galleta, de forma que se quede la marca del mismo.

Con un papel de horno, dispón las galletas en la bandeja, espera 13 minutos y ¡tendrás tus galletas!

IMG_3212

Truco: a las 12 minutos, apaga el horno, deja la puerta del horno un poco abierta y deja las galletas 5 mminutos, así quedarán mas crujientes. Eso si, como siempre, cada horno es un mundo, así que ¡vigila la cocción!

¿Te animas a hacerlas? Si las haces, compártelas en RR.SS y etiquétame, ¡me hará mucha ilusión!

 

 

Me encantaría saber los temas de los que te gustaría que hablasemos en el blog, así que déjamelo en los comentarios para poder contarte todo aquello que quieras! Por instagram ya me dejasteis alguna ideas muy chulas, pero todo aquello de lo que quieras que te hable, déjamelo aquí abajo!

 

Se muy muy feliz!

Nuria-BellaBellota

 

 

 

recetas saladas, veggie

Greenie pizza!

Si, lo sé, llevaba varias semanas sin publicar…mía culpa! pero en mi defensa alegaré que no he tenido tiempo físico para preparar una receta en condiciones. Es más, esta receta no iba a prepararla para el blog, pero un día le preparé a mi familia esta pizza para demostrarles (una vez más) que lo que como “raro” esta increíblemente bueno!. En cuanto mi madre pegó un bocado a la pizza me dijo: Nuria, la receta es del blog, verdad? y pensé, y por qué no voy a guardarla aquí?

Es verdad que lo que para uno es una receta básica en su día a día, para otros puede ser algo que nunca han probado, así que por qué no enseñarlo?

Las ultimas recetas de cookies, tarta de calabaza o granola han sido dulces, así que tocaba ahora una receta salada. Aquí hay sitio para todos!

Hay mil versiones diferentes: con huevo, sin huevo, con harinas, con y sin gluten…mil formas diferentes! así que voy a añadir una versión más, y si alguien no ha probado a hacer una pizza de brócoli, no sabe lo que se pierde!

Como siempre, os dejo por aquí los ingredientes:

Para la base

  • Una cabeza entera de brócoli.
  • 2 huevos (de gallinas felices siempre!).
  • Media taza de queso en polvo.
  • Media cucharada de ajo en polvo.
  • Un cuarto de taza de harina de trigo sarraceno
  • Un pizca de sal

Topping: Podéis utilizar los que mas os gusten…imaginación al poder! Yo en mi caso he utilizado:

  • 1 Tomate
  • Salsa de pesto casera
  • Piñones
  • Especias: Orégano y albahaca

Comenzamos!

bty

El primero paso es cocer el brócoli.  Para facilitar su cocción, partimos la cabeza en pequeños trozos mas o menos del mismo tamaño. Suelo prepararlo en el microondas durante 5 minutos para que quede tierno y fácil de batir.

Una vez cocido, dejamos atemperar un poco y precalentamos el horno a 180 grados.

Disponemos en la batidora el brócoli cocido pero a temperatura ambiente (o por lo menos no tan caliente como recién cocido), los huevos, la harina, el queso, las especias y la sal. Batimos hasta conseguir una masa homogénea.

Extendemos en la bandeja del horno con una cuchara y la metemos en el horno 15 minutos. Cada horno es diferente, con lo que teneis que revisar de vez en cuando para que no se os queme o no se os quede demasiado blanda!.

Una vez cocida a masa, disponemos los toppings que más os gusten. Esta vez utilicé una capa fina de pesto (más verde a la grennie pizza!) , unas rodajas de tomate, unos piñones y queso parmesano. Sencilla pero deliciosa!

All-focus

Volvemos a meter en el horno unos 15 minutos para que se cuezan los toppings y se mezclen los aromas. El olor que va impregnando todo es delicioso!

Comprobamos primero que todo está bien cocido y si no dejamos mas tiempo antes de sacar la pizza del horno. Este paso depende de los ingredientes que utilicemos, ya que unos tardan mas que otros en cocerse!

Con cuidado, es una masa blanda y se puede romper, la sacamos del horno. Ya solo queda mi paso preferido…disfrutarla!

Una pizza perfecta para cualquier momento!

Otras combinaciones que hemos preparado han sido:

  • Verduras asadas con huevo.
  • Salsa bolognesa vegana con soja texturizada.
  • Tomate triturado con mozzarella.
  • Carbonara vegetariana…

Solo hay que echarle un poco de imaginación para poder crear diferentes versiones!!

bdr

Espero que os animéis a hacerla, y si lo haceis, contadme o enseñarme por RRSS qué tal os ha salido!!

.

.

Sed felices bellotas!!