Recetas dulces, tarta, veggie

Say cheeeeese!!!!

De las mil variantes existentes en el mundo, seguro que hay alguna tarta de queso que te encante, estoy segura! Creo que es de las tartas más versátiles que hay :más abizcochadas o más tipo mousse, con base, sin base, con toques cítricos o con frutos rojos…hay tarta de queso para todos! Así que yo hoy aquí os quiero dejar esta veggie (no vegano) cheesecake que preparé el otro día.

Esta cheesecake empezó siendo un experimento y terminó siendo un auténtico éxito! Antes de compartirla con todos vosotros, volví a prepararla apuntando bien todos los ingredientes, por que cuando me pongo a hacer experimentos en la cocina nunca apunto, ya que termino probando, añadiendo mas de algo, corrigiendo…a vosotros no os pasa?

Esta receta además es una versión sin lactosa con yogur vegano.

Aquí tenéis los ingredientes para hacer esta deliciosa cheesecake libre de gluten, de lactosa y de culpa!(esto último está tachado aposta, no es una errata: NUNCA hay que comer con culpa) :

  • 2 huevos de gallinas felices
  • 125 gramos de yogur vegano (también puedes hacerlo con yogur normal o queso quark )
  • 100 gramos de queso untable vegano. Yo tenía preparado en casa, pero en Youtube tienes infinidad de vídeos tutoriales para hacerlo (os dejo aquí uno. Si no quieres hacerla veggie, puedes utilizar la misma cantidad de queso untable de vaca.
  • Edulcorante al gusto. Yo utilice 2cucharadas de xilitol.
  • Media cucharadita de esencia de Vainilla. yo utilizo esta.
  • 60 gramos de harina de avena (también vale en hojuelas por que se van a triturar)
  • 100 gramos de harina de almendra. (si no tenéis, podéis sustituir por la misma cantidad de avena o de almendras enteras si tenéis un robot de cocina potente. como siempre digo, haced las versiones y cambios necesarios en función de lo que tengáis en vuestras despensas!)

bellabellota.cheesecake.ingredientes

Como siempre, empezamos precalentando el horno a 180 grados para que mientras alcanza la temperatura, nosotros podamos preparar la mezcla.

A continuación, disponemos en un procesador de alimentos la avena, la harina de almendra, el yogur, el queso untable y la esencia de vainilla. Máxima potencia y mezclamos hasta que quede homogéneo.

 

A continuación, mezclamos las yemas de las claras y reservamos estas ultimas.

Junto a las yemas, mezclamos el edulcorante (no sé exactamente le por que, pero este paso siempre lo ha hecho así mi abuela y es algo que he heredado de ella). Tras mezclarlo, lo añadimos al procesador y mezclamos todo bien.

La masa quedará como en la imagen siguiente, líquida pero con cuerpo (similar a la textura de un yogur griego)

bellabellota.cheesecake.textura

En un cuenco bien frío y de cristal o metálico (los de plástico tienen poros y la grasa de otros alimentos que ha podido contener se queda en su interior y hace que no se alcance el punto de nieve), batimos enérgicamente las claras hasta alcanzar el punto de nieve (sed valiente y haced la prueba de voltear el cuenco y ver si no cae! yo solo lo hice una vez y…bueno, mejor sigamos con la receta)

 

Una vez montadas las claras, vamos añadiendo poco a poco la mezcla al cuenco y con movimientos envolventes integramos todo, de forma que intentemos que el aire de las claras montadas baje lo menos posible. Este paso es para darle esponjosidad, pero si no la queréis hacer esponjosa, se puede mezclar todo directamente.

Vertemos todo en un molde apto para el horno y lo dejamos a 180 grados durante 25 minutos.

bellabellota.cheesecake.horno

Como siempre, vigilaremos periódicamente como va la cocción con el antiguo pero efectivo método del palillo (cuando pinchemos y salga limpio la cheese cake estará lista!

Dejamos enfriar y a disfrutar!!

 

Os animáis a prepararla?? Si lo hacéis, me encantará ver vuestras creaciones!!

Sed felices!!

Recetas dulces, recetas saladas, Sin categoría, veggie

GALLETAS DE CALABAZA

Me merezco todas las críticas del mundo…¿¡¿¡¿COMO HE PODIDO ESTAR TANTO TIEMPO SIN ESCRIBIR EN EL BLOG?!?!?!?!

Pues si amig@…meses y meses sin escribir, pero al menos por Instagram he ido publicando recetas de las que te gustan y recreas (¡y me encanta!), pero aún así entono el mía culpa…

Todo tiene su explicación. No voy a entrar en detalles ni voy a hacer de este post un paño de lágrimas. Digamos que he pasado por una etapa de mucho estrés y tuve que dejar ir muchas cosas.

Pero quiero  (y tengo mucha fe en ello) en retomar el blog, seguir publicando, hacer diferentes publicaciones que TÚ elijas (si, si….tú eligirás el tema de las publicaciones!) y en definitiva, plasmar una parte de mí aquí para compartirla contigo.

¿Te quedas?

Para celebrar esta nueva etapa, ¿qué tal unas galletas de calabaza?

Ya sabes que adoro las galletas y la calabaza, y si no, mira estas recetas de galletas de chocolate o de tarta de calabaza

Son unas galletas muy fáciles de hacer y son perfectas para cualquier momento.  Además, no necesitas demasiados ingredientes:

IMG_3202

Antes de nada, enciende el horno para precalentar a 200º

Para hacer la masa de las galletas en primer lugar haz puré con las calabaza y los dátiles hidratados.

 

Un vez que tienes una pasta homogénea, mezcla con el resto de ingredientes. A mí me encanta mezclar con las manos, sentir los ingredientes al mezclar, pero puedes utilizar un robot procesador de alimentos o una espátula, ¡lo que prefieras!

IMG_3209

Haz pequeñas bolitas para distribuir la masa y despues haz las formas de las galletas. Cada vez que me pongo a preparar galletas me digo “Nuria, ¡comprate un molde de galletas!” y llegarán las siguientes y seguiré sin él…No te preocupes, sin el molde tambien puedes hacerlas, con un poquito de paciencia ¡quedarán perfectas!

A modo de decoración, presiona con el tenedor en el centro de la galleta, de forma que se quede la marca del mismo.

Con un papel de horno, dispón las galletas en la bandeja, espera 13 minutos y ¡tendrás tus galletas!

IMG_3212

Truco: a las 12 minutos, apaga el horno, deja la puerta del horno un poco abierta y deja las galletas 5 mminutos, así quedarán mas crujientes. Eso si, como siempre, cada horno es un mundo, así que ¡vigila la cocción!

¿Te animas a hacerlas? Si las haces, compártelas en RR.SS y etiquétame, ¡me hará mucha ilusión!

 

 

Me encantaría saber los temas de los que te gustaría que hablasemos en el blog, así que déjamelo en los comentarios para poder contarte todo aquello que quieras! Por instagram ya me dejasteis alguna ideas muy chulas, pero todo aquello de lo que quieras que te hable, déjamelo aquí abajo!

 

Se muy muy feliz!

Nuria-BellaBellota

 

 

 

recetas saladas, veggie

Greenie pizza!

Si, lo sé, llevaba varias semanas sin publicar…mía culpa! pero en mi defensa alegaré que no he tenido tiempo físico para preparar una receta en condiciones. Es más, esta receta no iba a prepararla para el blog, pero un día le preparé a mi familia esta pizza para demostrarles (una vez más) que lo que como “raro” esta increíblemente bueno!. En cuanto mi madre pegó un bocado a la pizza me dijo: Nuria, la receta es del blog, verdad? y pensé, y por qué no voy a guardarla aquí?

Es verdad que lo que para uno es una receta básica en su día a día, para otros puede ser algo que nunca han probado, así que por qué no enseñarlo?

Las ultimas recetas de cookies, tarta de calabaza o granola han sido dulces, así que tocaba ahora una receta salada. Aquí hay sitio para todos!

Hay mil versiones diferentes: con huevo, sin huevo, con harinas, con y sin gluten…mil formas diferentes! así que voy a añadir una versión más, y si alguien no ha probado a hacer una pizza de brócoli, no sabe lo que se pierde!

Como siempre, os dejo por aquí los ingredientes:

Para la base

  • Una cabeza entera de brócoli.
  • 2 huevos (de gallinas felices siempre!).
  • Media taza de queso en polvo.
  • Media cucharada de ajo en polvo.
  • Un cuarto de taza de harina de trigo sarraceno
  • Un pizca de sal

Topping: Podéis utilizar los que mas os gusten…imaginación al poder! Yo en mi caso he utilizado:

  • 1 Tomate
  • Salsa de pesto casera
  • Piñones
  • Especias: Orégano y albahaca

Comenzamos!

bty

El primero paso es cocer el brócoli.  Para facilitar su cocción, partimos la cabeza en pequeños trozos mas o menos del mismo tamaño. Suelo prepararlo en el microondas durante 5 minutos para que quede tierno y fácil de batir.

Una vez cocido, dejamos atemperar un poco y precalentamos el horno a 180 grados.

Disponemos en la batidora el brócoli cocido pero a temperatura ambiente (o por lo menos no tan caliente como recién cocido), los huevos, la harina, el queso, las especias y la sal. Batimos hasta conseguir una masa homogénea.

Extendemos en la bandeja del horno con una cuchara y la metemos en el horno 15 minutos. Cada horno es diferente, con lo que teneis que revisar de vez en cuando para que no se os queme o no se os quede demasiado blanda!.

Una vez cocida a masa, disponemos los toppings que más os gusten. Esta vez utilicé una capa fina de pesto (más verde a la grennie pizza!) , unas rodajas de tomate, unos piñones y queso parmesano. Sencilla pero deliciosa!

All-focus

Volvemos a meter en el horno unos 15 minutos para que se cuezan los toppings y se mezclen los aromas. El olor que va impregnando todo es delicioso!

Comprobamos primero que todo está bien cocido y si no dejamos mas tiempo antes de sacar la pizza del horno. Este paso depende de los ingredientes que utilicemos, ya que unos tardan mas que otros en cocerse!

Con cuidado, es una masa blanda y se puede romper, la sacamos del horno. Ya solo queda mi paso preferido…disfrutarla!

Una pizza perfecta para cualquier momento!

Otras combinaciones que hemos preparado han sido:

  • Verduras asadas con huevo.
  • Salsa bolognesa vegana con soja texturizada.
  • Tomate triturado con mozzarella.
  • Carbonara vegetariana…

Solo hay que echarle un poco de imaginación para poder crear diferentes versiones!!

bdr

Espero que os animéis a hacerla, y si lo haceis, contadme o enseñarme por RRSS qué tal os ha salido!!

.

.

Sed felices bellotas!!