Música bellotera, recetas saladas, Sin categoría, Snacks

CHICKPEA GRISSINI

Cuando empiezas “esto de la vida sana” todos empezamos por lo mismo: QUITANDO.

Quitas procesados.

Quitas pan.

Quitas refrescos.

Quitas azúcares.

Quitas, quitas, quitas….pero en esta vida no es todo quitar. Si no, ¿qué difícil sería y qué aburrido, no?

Es cierto que todo lo anterior es recomendable quitarlo, pero no debes renunciar NUNCA a disfrutar de la comida.

NUNCA

N-U-N-C-A.

¿Se capta el mensaje? Sé que sí.

Por ello, hoy te traigo una receta de grissinis que he preparado para tí, para que disfrutes de esa textura crujiente que tanto nos gusta.

Para esta entrada, he hecho grissinis, pero con la misma receta puedes preparar pequeños piquitos de pan. De hecho, la vez anterior los preparé así y quedaron genial.

En vez de utilizar harina convencional, he utilizado harina de garbanzo. Tiene un sabor más potente que la harina normal, ¡pero el sabor es riquísimo! Puedes probar con la harina que dispongas ¡nunca te limites a seguir una receta al pie de la letra!¡da rienda suelta a tu imaginación!

Os dejo por aquí los ingredientes. Con estas cantidades hice 10 grissinis, pero todo depende del grosor y longitud.

Después, guárdalos en un envase cerrado y te duran perfectos varios días.

Ingredientes:

IMG_3704

  • Una taza de harina de garbanzo
  • Un tercio de taza de tapioca (también vale harina de maíz)
  • Un cuarto de taza de Sésamo molido
  • Media taza de agua templada.
  • 2 cucharadas de lino en polvo.
  • 1 cucharada de psyllium. Si no tienes, añade un poco mas de tapioca o de harina de maíz. Es un aglutinante natural.
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal en escamas (le da un toque crujiente muy rico al morder)
  • especias: esta vez he utilizado una mezcla de especias con tomate seco, albahaca, ajo en polvo y curry.
  • semillas de girasol y calabaza

IMG_3705

Pasos a seguir:

  1. En primer lugar, pon a precalentar el horno a 170 grados.
  2. En un cuenco, mezcla todos los ingredientes secos.
  3. Añade el aceite de oliva y mezcla de forma homogénea.
  4. Por ultimo, agrega el agua templada y mezcla todo bien.
  5. Deja reposar la mezcla para que la tapioca se hidrate y se genere una buena masa. Debe quedar consistente pero que pueda manejarse.
  6. Pasados 5 minutos, con pequeñas porciones de la masa amasa y crea los grissinis.
  7. En la bandeja del horno, pon con cuidado los grissinis, píntalos con un poco de aceite y hornea durante 30 minutos.

Os dejo unas fotos del proceso. De fondo tenía la lista de Spotify de rock and roll antiguo que tengo preparada (os la dejo aquí por si queréis seguirla) y menos mal que en la fotos no se me oye a mí cantando porque habría sido desastroso!

IMG_3708

IMG_3709

Ya tienes unos grissinis listos para disfrutar!

IMG_3746

Nosotros en casa los disfrutamos con una cena de picoteo y, como siempre, ¡hicieron falta mas! Nunca son demasiados grissinis.

Prueba las combinaciones que más de gusten y enséñame tus creaciones ¡Me encantará verlas!

Un abrazo enorme y recuerda:

Mas que bella, eres ¡BELLOTA!

Nuria.

Recetas dulces, Snacks

Cookies de chocolate

Comenzamos el viernes con chocolate

Si si, con chocolate…más concretamente con galletas de chocolate. Suena bien, verdad?

Llevamos ya casi un mes desde el comienzo de año y tras todas esas cenas y comilonas, es muy fácil caer en la idea de “chocolate??ni hablar ni olerlo hasta junio!!”” ufff…tengo que compensar todo esto haciendo horas y horas de cardio y comiendo poco, por que claro, si ya he comido de más, ahora me toca comer de menos y hacer mucho mucho ejercicio cardiovascular”

Y así, señoras señores, es como vuelves loco a tu metabolismo! (en el mal sentido, por supuesto…).

Hubo una vez una persona que me dijo;” si haces tres comidas de media al día, en una semana comes 21 veces, y a lo largo de un año 1095 veces. ¿En serio te vas a martirizar así por 5 comidas?”. Y abrí los ojos. Y descubrí que los pequeños pasos hacen mas que un sprint. Y sino decidme, que es más bonito, caminar por los paisajes del Camino de Santiago, o cogerte un tren y recorrertelo en un día, sin disfrutar de la experiencia?

1095 comidas al año comiendo 3 veces al día. No te martirices por una comida. Disfruta.

Así que, en vistas de que estamos empezando el 2018 con buen pie, comiendo con conciencia y cabeza, y haciendo ejercicio, sin perder en todo momento que lo hacemos por disfrutar de vivir en un cuerpo sano, os traigo un receta muy sencilla para momentos de ganas de dulce.

Son una galletitas de cacao y frutos secos. Son bajas en hidratos de carbono.

bellabellota-detalle-galleta.jpg
bellabellota-cookie chocolate

Son muy fáciles de hacer y en menos de 20 minutos las tenéis listas. Con estas cantidades aproximadamente me han salidos una docena de galletitas pequeñas, por lo que si queréis más, doblad, cantidades.

Con todos los ingredientes, excepto el cacao, hago la base de muchas galletas, así que si no las queréis de cacao, con canela, con coco, o añadiendo un poco más de harina.

Los ingredientes secos son:

  • 100 gramos de harina de almendras.
  • 20 gramos de cacao en polvo.
  • Media cucharadita de bicarbonato.
  • Una pizca de sal

Los ingredientes húmedos son:

  • Un huevo ecológico.
  • 2 cucharadas de aceite de coco derretido.
  • 2 Cucharadas de sirope de dátiles (también vale sirope de ágave, o cualquier sirope.
  • 2 cucharadas de xilitol (yo utilizo el de la marca iswari)
  • 1 cucharada de leche vegetal (o si no utilizas, vale cualquier otra leche)

Empezamos precalentando el horno a 180 grados.

Mezclamos por un lado los ingredientes secos y por otro los húmedos.

Processed with VSCO with a5 preset

Una vez mezclado todo por separado, integramos ambos cuencos y mezclamos bien.

Para dar un toque crujiente, añadí 30 gramos de frutos secos picados al final de la mezcla.

Hacemos bolitas pequeñas del mismo tamaño aproximadamente, dejando espacio entre ellas en una bandeja apta para horno. Después, con cuidado las aplastamos finitas en una bandeja con un tenedor.

Ya solo quedan siete minutos de horno (comprobar que está ya a la temperatura adecuada). Una vez pasados los siete minutos, apagamos el horno y dejamos un par de minutos más dentro. Tras los 9 minutos, sacamos las galletas del horno y dejamos enfriar.

Obviamente, cada horno es un mundo así que observar como van!

Y ya queda el mejor paso, disfrutarlas!

Como veis, las guardo en un tarro de cristal para que permanezcan el mayor tiempo posible ricas y crujientes. Obviamente, no duran tanto como las galletas industriales (algo que puede durar años en un armario, muy muy sano no es), pero no os preocupeis por que os aseguro que no durarán tanto para llegar a ponerse malas!

Decidme si las preparáis y si las subís a Instagram, etiquetadme que me hará muchísima ilusión!

Sed muy felices bellotas!